martes, 25 de noviembre de 2014

miércoles, 19 de noviembre de 2014

sábado, 15 de noviembre de 2014

flamenco en las Peñas.

Yo soy uno de esos mendigos que buscan y rebuscan actuaciones relacionadas con el flamenco en mi ciudad los fines de semana: hablo de flamenco  en las Peñas  de Jerez.
 El Flamenco, ademas de su funcion integradora, representa uno de los ejes de centralidad  de la imagen simbólica de Jerez y de nuestra promoción turistica pero algo falla. No se aprovecha el potencial a mi juicio. Y lo poco que se mueve es concentrado en una semana y además sin coordinación  horaria entre eventos como se ha constatado en  la III Sermana  Internacional del Flamenco en relacion a las actuaciones en las peñas flamencas.
  Pues bien, ante la escacez de actos en el resto del año, exceptuando febrero con el Festival de Jerez y la Fiesta de la Buleria veraniega, llevo observando   y  con asombro que es el mes de  noviembre el que concentra las actuaciones abiertas a los aficionados  en la mayoria de las peñas.  En suma que año tras años se concentran todos los actos y actuaciones en  los tres primeros finde de  este mes.
El Viernes 14 de noveimbre y dentro d ela programacion de la Semana Internacional del Flamenco  hubo  4 peñas flamencas en mi Jerez que programaron  4 actuaciones de cante, toque y baile flamenco a la misma hora. Que disparate ¡¡¡ ¿Que hace la Federacion de Peñas Flamencas que no obliga a coordinase para que esto no suceda? Y si hay subvencion muinicipal en estos eventos como no fuerza a coordinarse a las peñas? .
El aficionado de a pie no sabemos porque dejan que ocurra esto. Esperar a fines de semana desierto en las Peñas ( no hablo de tabanco) y ahora cuatro actuaciones  a la vez en el mismo horario 22,30 hora y el sábado ninguna hasta sabe Dios cuando.
Las cuatro peñas flamencas de Jerez que  coincidieron el viernes pasado  han sido:  Peña La Bulería ( con Fernando de la Morena, Peña Fernando terromoto con los Hermanos Reyes , Peña el Pescaero con Isa Fernandez y Peña Pepe Alconchel con Gema la Cantarota.
 Pido perdón por anticipado  por este cabreo impreso. pero parece  que quienes desde los sillones  esta ciego al no ver esto.  Ea , el aficionado a joderse .parece pensar - Claro que pasado los fines de semana de noviembre  de  nuevo llega el desierto de actuaciones y los aficionados clamando que haya algo en las peñas que es donde de verdad se escucha el flamenco con todo el respeto que se merece los artistas. Las subvenciones institucionales deben llegar a las peñas pero poniendo encima de la mesa el calendario.
Me despido dándole un abrazo a Pepe Marin por  su merecido nombramiento de  hijo adoptivo de Jerez por  estar sobrado de méritos para ello. Ole tu.
 Jesus Palomo Rodriguez
31616064-B

domingo, 9 de noviembre de 2014

Alaya y los focos.

Alaya es una juez tan célebre o más que sus homólogos de la Audiencia Nacional. La magistrada sevillana es tan conocida como los Santiago Pedraz, Pablo Ruz o Eloy Velasco, que instruyen algunas de las causas más importantes en España contra la corrupción, como la trama Gürtel o los papeles de Bárcenas, el ex tesorero del PP. Se trata de jueces destinados en alguno de los juzgados centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional.
En los últimos años, se han producido ocasiones en las que el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, el que dirige Alaya desde hace 15 años, parece que se asemeja más en su funcionamiento a un juzgado central de Instrucción –no se sabe si con competencias en Andalucía o en toda España– que a un órgano que, en principio, debería estar centrado en investigaciones que afectan a la provincia de Sevilla.
Cierto es que la juez Mercedes Alaya instruye, con un gran esfuerzo profesional, personal y familiar, la macrocausa por el escándalo de los ERE fraudulentos, que ha llevado a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil a practicar detenciones en distintas provincias españolas. A este juzgado sevillano han sido trasladados para prestar declaración personas arrestadas en Madrid, Barcelona o Cádiz, por ejemplo, en el marco de las distintas operaciones policiales llevadas a cabo en los casi cinco años de instrucción que están a punto de cumplirse.
Pero también es cierto que el juzgado de Alaya se ha revestido, bien debido a la propia naturaleza de la investigación o quizás en algún caso por un supuesto afán de notoriedad, de las características que rodean a esos órganos judiciales que tienen encomendados por ley esas particularidades que les convierten en juzgados especiales.
No es la primera vez que Alaya apunta alto. Un ejemplo reciente. La instructora no ha dudado en dirigir un oficio al director general de la Policía, José Ignacio Cosidó, ordenándole que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía “cese de inmediato” las actuaciones que venía desarrollando en torno a la investigación de los cursos de formación, una causa que no sólo investiga Alaya sino otros tantos juzgados andaluces y del resto del país.
Esta actuación ha sido reprochada a la magistrada sevillana por la Fiscalía Anticorrupción, que ha recurrido su decisión de arrebatar la investigación a la UDEF y entregársela a la UCO. Entre los argumentos para pedir a Alaya que corrija su decisión, el fiscal le ha recordado expresamente que su ámbito de actuación no es andaluz. El Ministerio Público argumentó en su escrito que Alaya no puede decidir qué cuerpo policial debe o no investigar en las distintas causas que se hallan “bajo la suprema autoridad” de otros juzgados. Es decir, que tan competente es Alaya como el juez de Málaga o de Granada que están investigando las irregularidades en los cursos de formación y que, a diferencia que la magistrada sevillana, cuentan con el auxilio de la UDEF para llevar a cabo las pesquisas relacionadas con el fraude.
Dicen que la magistrada va a rectificar esa polémica orden dirigida a la Policía y que, siguiendo el criterio pacificador de la Fiscalía, va a restringir el cese de esa investigación a aquellas actuaciones que únicamente afecten a la investigación de su juzgado. Pero el daño ya está hecho.
La Fiscalía Anticorrupción no ha sido la única que ha reprochado la actitud de Alaya. La Junta de Andalucía, a la que tanto daño político generan las investigaciones de la juez, también le ha reprochado su forma de dirigir la instrucción de los cursos.
El Gobierno andaluz, que ha iniciado una batalla legal para apartar a Alaya de la investigación de los cursos de formación –al estimar que la magistrada se “autoatribuyó el caso cuando debía haberlo enviado al decanato para su reparto entre otros órganos judiciales–, sostiene que el juzgado de Alaya se ha constituido en una “suerte de órgano especial de instrucción, que se quiere hacer conocedor de todas las posibles irregularidades o ilícitos penales que acontezcan en el ámbito de la formación dentro de la consejería de Empleo de la Junta” y dando lugar a la formación de una “causa general” contra la Administración autonómica.
Hay quien incluso bromea ya diciendo que el juzgado de Alaya se ha convertido en el “juzgado central de Instrucción número 6 de Andalucía”. Alaya tiene una proyección aparentemente brillante en la carrera judicial. Juez “incansable” donde los haya, por utilizar la expresión que ella misma acuñó, no tengo dudas de que la labor que a diario realiza es cuando menos similar a la de sus homólogos de la Audiencia Nacional, pero hoy por hoy no existe el ‘juzgado central’ de Alaya. Aunque todo se andará…

Una justificación poco creible éticamente

¿Con que argumentos se defenderá Ojeda ? Ya su letrado va despejando dudas . para mi poco creíbles éticamente. Por muchas curvas que le quiera poner al escalectrix de sus argumentos el personal no es tonto. El abogado del exconsejero de Hacienda de la Junta de Andalucía Ángel Ojeda, imputado en el presunto fraude de los cursos de formación que investiga la juez Mercedes Alaya, ha negado este miércoles que la exdirectora general de Formación para el Empleo Teresa Florido firmara subvenciones a favor de sus empresas.

"El letrado de Ojeda, Juan Carlos Alférez, ha salido al paso de lo asegurado este martes en rueda de prensa por el diputado autonómico del PP Rafael Ruiz Canto, quien dijo que, el día 21 de marzo de 2012, Teresa Florido, «cuñada» del exconsejero, concedió subvenciones a las empresas de éste por valor de casi cuatro millones de euros.

En un comunicado, el letrado pone de manifiesto que, el citado 21 de marzo de 2012, «la única resolución» que Florido dictó «fue literalmente 'Dar publicidad a las subvenciones concedidas con la finalidad de realizar acciones formativas de Formación Profesional para el Empleo'», algo «que consta en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) de fecha 14 de mayo de 2012».

De este modo, «lo único que Florido hizo fue dictar una resolución ordenando publicar en BOJA subvenciones concedidas muy anteriormente y ninguna, absolutamente ninguna de dichas subvenciones, fue firmada por Teresa Florido, quien se abstuvo de intervenir en dichos expedientes», sino que las resoluciones de subvenciones fueron firmadas por la jefa de servicio, María Carril Iglesias, y por el director gerente del SAE, Pedro Eugenio Gracia.

Desde la defensa se estima que «todas y cada una de las anteriores subvenciones fueron concedidas previa concurrencia competitiva y previa valoración de una comisión independiente de baremación compuesta por técnicos, concediéndose finalmente éstas concretas subvenciones de manera objetiva a quien obtuvo la mayor puntuación en la baremación».

El letrado de Ojeda también alude a las irregularidades referidas por el diputado del PP en las resoluciones de subvenciones por entender que «un mismo expediente acogía cursos distintos en otras sedes, inclusive en provincias distintas», y explicando que «cada subvención debía estar vinculada a un curso concreto».
«Todos los cursos se impartieron»

Al hilo, el abogado del exconsejero dice que, «tal y como se comprueba de la simple lectura de las resoluciones de concesión de subvenciones, por aplicación estricta de la normativa, las subvenciones cuya modalidad era interprovincial se desarrollaban en el territorio de más de una provincia, es decir, mediante una sola subvención se pagaba la impartición de diversos cursos en más de una provincia; aunque era un solo expediente, se subvencionaban distintos cursos, sin que por tanto exista irregularidad de clase alguna».

Además, «cada curso que se impartía en cada provincia, aún procediendo del mismo expediente de subvención, se impartía en un centro homologado autorizado previamente por la administración previo cumpliendo estricto de todos y cada uno de los requisitos legales exigidos». Es decir, «todos los cursos se impartieron, todos los cursos se justificaron», pone de manifiesto en su nota de prensa.

El abogado, que prueba lo anterior con abundante documental, concluye que «ni Teresa Florido firmó subvenciones al señor Ojeda, ni existe la mas mínima irregularidad en el hecho de subvencionar distintas acciones formativas en distintas provincias bajo un mismo expediente y bajo una misma resolución de subvención, pues así lo contempla la normativa para la modalidad interprovincial»

sábado, 1 de noviembre de 2014

LO PASAMOS DE MIEDOOOOOOOOOOOOOOO.

martes, 28 de octubre de 2014

la sanidad reforzada en los presupuestos andaluces

 Y el año que viene los eventuales del SAS trabajaran al 100% del tiempo